Música para Tertis III: Arnold Bax

Arnold Bax (1883-1953) completa la tríada de principales compositores de la Royal Academy of Music que escribieron para Tertis. Podía haberlo incluido perfectamente junto a Bowen y Dale en la entrada anterior, pero he decidido dedicarle una nueva por  problemas obvios de espacio, pero también porque, pese a compartir con ambos muchos elementos biográficos, su trayectoria no corre tan en paralelo y tiene, por contra, algunos otros matices significativamente diferenciales.

Bax 1901
Bax en 1901

Al igual que Bowen y Dale, Bax nació en una familia muy acomodada y vivió sus primeros años en Hampstead, uno de los barrios residenciales de Londres. Esta solvencia económica le permitiría llevar una vida relajada, viajar y dedicarse a la composición sin tener que preocuparse por buscar otros medios de subsistencia. Seguir leyendo Música para Tertis III: Arnold Bax

Anuncios

Música para Tertis II: Bowen y Dale

Es habitual que compositores e intérpretes desarrollen una cierta relación simbiótica. Los compositores se apoyan a menudo en intérpretes de renombre escribiendo música para ellos, sabiendo que esto ayudará a dar a conocer su obra, difundiéndola en sus conciertos y dándole relevancia y visibilidad. Por otro lado los intérpretes a menudo se sirven de los compositores exhortándoles a escribir de manera que puedan exhibir sus puntos fuertes y mostrar sus habilidades técnicas y capacidad expresiva; y al tratar con diversos compositores, pueden mostrar además su versatilidad al exponerse a distintos estilos y lenguajes compositivos. Tertis es un claro exponente de ello.

Seguir leyendo Música para Tertis II: Bowen y Dale

Música para Tertis I

Lionel Tertis (1876-1975) fue una de las figuras más importantes para el desarrollo de la viola durante el siglo XX. Lo fue, sin duda, como uno de los más grandes intérpretes del instrumento; pero si se hubiese tratado únicamente de sus grandes dotes y habilidades como instrumentista su figura no resultaría tan imprescindible ni revestiría ese marcado carácter fundacional. Sus contemporáneos hubieran disfrutado de su arte, habría formado a algunos alumnos y servido como ejemplo e influencia para algunos otros. Pero el tiempo habría pasado y poco a poco difuminado sus méritos; porque las grabaciones que realizó pertenecen a la prehistoria del mundo de la fonografía y para poder disfrutar de su talento hoy en día, hay que hacer un importante labor de abstracción para poder franquear los ruidos inherentes a esos primeros registros, la calidad del sonido recogido y también, por qué no, un estilo interpretativo perteneciente a otra época (véase el uso extensivo del portamento expresivo, por ejemplo). Aquí podéis escuchar un par de viejas grabaciones como ejemplo: el primer movimiento de la 1ª sonata de Brahms en una grabación de 1933 y el “Adagio y Allegro” de Kreisler de 1930.

Seguir leyendo Música para Tertis I

Bartók por Tamestit

Grandísimo Antoine Tamestit interpretando el concierto de Béla Bartók el pasado 23 de abril en el Barbican Center de Londres junto con la London Symphony Orchestra dirigida por François-Xabier Roth. He de confesar que el concierto de Bartók es una obra que nunca me ha atraído demasiado, pero esta grabación me ha reconciliado con él. Musicalmente es probablemente la primera vez que lo he sentido como una obra completa, acabada y coherente. La versión es la de Peter Bartók / Dellamaggiore.

Estará disponible durante un mes en Youtube y tres meses en Medici.tv. Si después de ese tiempo sobrevive de alguna manera en la red, pondré enlace en la página de Bartók. De momento os los dejo aquí:

http://www.medici.tv/en/concerts/roth-debussy-bartok-bruckner/

El 2º concierto para viola de Milhaud

¡Por fin una grabación del segundo concierto para viola y orquesta de Darius Milhaud!

Cuando un tiempo atrás publiqué la entrada de introducción a la página de enlaces de Milhaud comentaba que no conocía la existencia de ninguna grabación de esta obra, considerada una de las más difíciles del repertorio. Gracias al grupo de facebook de la American Viola Society he dado con una rara grabación de 1958 con William Primrose como solista y la WDR Symphony Orchestra Cologne.

Sobre el concierto son reveladoras las palabras de Primrose en “Playing the viola. Conversations with William Primrose” de David Dalton: “La orquestación del segundo concierto de Milhaud es muy buena. La única objeción a ese concierto, que dicho sea de paso, yo encargué, es que es casi intocable a causa de las incesantes exigencias técnicas al solista. Trabajé en ese concierto mucho más tiempo que en otras obras que he tocado. Recuerdo bien cuando Milhaud me mostró su partitura. Leo muy rápido, así que le sugerí: “Darius, cuando acabe mis recitales en San Francisco iré al Mills College y lo pasaremos”. A la mañana siguiente le llamé y le dije que pensaba que no iba a ir después de todo. “¡Es una obra muy difícil!”. Él contestó: “Mon cher monsieur, se supone que un concierto ha de ser difícil”. Me puse a ello con él, pero fue un trabajo duro, y siempre fue agotador tocarlo, físicamente agotador. Aunque bellamente orquestado, el segundo concierto de Milhaud es rara vez interpretado. En mi opinión, su gran error fue asignar las melodías que hay, especialmente en los tiempos lentos, por completo a la orquesta. La viola está saltando por las alturas todo el tiempo sin un momento de descanso. Hay sextas y terceras y saltos de octava desde posiciones bajas a posiciones altas y vuelta otra vez, en cadena. Desafortunadamente, el concierto no atrajo la aprobación del público, así que todo el trabajo fue para nada”.

Se puede escuchar en Contraclassics previa suscripción:
http://www.contraclassics.com/browser/composition:2318.

Y también en Youtube (no se por cuanto tiempo):

Por supuesto, añado el enlace a la página de Milhaud.

PD: Aprovecho también para incorporar a sus respectivas páginas algún vídeo más: el concierto de Bártok por un joven Gerard Caussé, un vídeo suyo más reciente de la sonata de Rebecca Clarke,  y el concierto de Telemann por la Bremer Barockorchester.

Un concierto romántico para viola y orquesta

Pero, ¿existe algún concierto puramente romántico para viola y orquesta en su formato completo? Pues sí, existe, pero como mucho de nuestro repertorio es desconocido incluso para una parte de los propios violistas. Me refiero al concierto en sol menor de Cecil Forsyth, que aunque compuesto en 1903, pertenece estilísticamente de lleno a la tradición del final del romanticismo, algo no inusual todavía en esa época, pues hay que recordar que el concierto de Sibelius fue estrenado ese mismo año y el de Elgar en 1910.

cecil_forsyth_98_98_cropped
Probablemente, Forsyth, aunque dado lo escaso de la información existente sobre él, no he podido confirmarlo

Cecil Forsyth nació en Greenwich el 30 de noviembre de 1870 y murió en Nueva York en diciembre de 1941. Su primera educación musical tuvo lugar en Cranbrook, donde aprendió a tocar el violín. Posteriormente se graduó en la Universidad de Edinburgo y más tarde estudió en el Royal College of Music, donde cursó composición con Charles Villiers Standford. Forsyth entró a formar parte de la Queen’s Hall Orchestra como viola, y a través de esta orquesta consiguió que varias de sus obras fuesen estrenadas en los recientemente inaugurados “Proms” (Promenade Concerts). Seguir leyendo Un concierto romántico para viola y orquesta

A la sombra de Brahms II

Si el nombre de Heinrich Picot de Peccaduc, barón de Herzogenberg sonaba imponente, todavía más bombástico es el de Heinrich XXIV, Prinz Reuß zu Köstritz (1855-1910), al que en adelante citaremos, por aquello de abreviar, como Heinrich Reuss. Perteneciente a la línea menor de una noble familia alemana, pese a finalizar la carrera de Derecho decidió dedicarse por completo a la composición.

Heinrich XXIV. Prinz Reuß zu Köstritz
Heinrich XXIV. Prinz Reuß zu Köstritz

Alumno de Herzogenberg en Leipzig, fue introducido por éste en el círculo de su admirado Brahms, quien aunque nunca le dio instrucción formal sí accedió a examinar, revisar y discutir algunas de sus obras. De los consejos recibidos por Brahms señalaría que “a menudo me enseñó más en diez minutos que Herzogenberg en meses”.
De los compositores que mencionamos en estas dos entradas es probablemente el más olvidado de todos, pese a que en su día tuvo un cierto reconocimiento en medios académicos. De hecho, hoy es prácticamente imposible escuchar nada de su música pese a dejar escritas seis sinfonías y un grupo de obras de música de cámara que incluyen 5 cuartetos, un quinteto con dos violas, un quinteto con piano y dos sextetos. Entre su producción camerística se encuentra una amable sonata para viola y piano op.22 que podéis escuchar en la página de enlaces AQUÍ

Seguir leyendo A la sombra de Brahms II

Recursos didácticos para el aula